La aparición de varices se produce por varios factores, además de por problemas de circulación. De hecho, la falta de ejercicio y una inadecuada alimentación influyen negativamente, además de favorecer que la persona se sienta más hinchada y tenga una mayor pesadez en las piernas. Para evitarlas o bien para paliar estos síntomas, la alimentación vuelve a ser uno de los mejores aliados. Pero, ¿qué hay que comer?

Los alimentos

Los alimentos ricos en fibra son una buena opción porque se favorece la actividad del intestino, además de eliminarse desechos corporales. Entre sus ventajas también está la disminución de la presión arterial y la reducción de la aparición de varices. Todos estos beneficios se encuentran en, por ejemplo, productos como los espárragos, la remolacha, los cereales integrales, la granada, linaza, lentejas o semillas de chía.

Las vitaminas son esenciales, sobre todo la C y la E, porque ayudan a fortalecer las membranas de todas las venas corporales, aparte de protegerlas de los daños que causan los radicales libres. Los alimentos ricos en vitamina C son los cítricos como la naranja, frutas como el kiwi o las fresas, verduras como el brócoli y hotarlizas como los pimientos.

La vitamina E se puede aportar al cuerpo a través de alimentos como las nueces y el aceite de oliva, que además ayuda a que el colesterol no se adhiera en las arterias, favoreciendo así una mejor circulación sanguínea y el retorno venoso.

varices-alimentacion
Antioxidantes como los taninos son igualmente beneficiosos porque se ha comprobado que tienen un importante efecto en la prevención de los derrames. Por ejemplo, se pueden ingerir tomando bayas. Y, también deben formar parte de la dieta, los alimentos ricos en flavonoides porque tienen poder para fortalecer las membranas de las venas. Los productos que los contienen son, por ejemplo, las manzanas, las bayas, las uvas y los cítricos como la naranja o el limón.

Finalmente, es bueno tomar infusiones, pero sin añadirles azúcar. Entre las más indicadas están el verde y rojo, así como el diente de león. Y es que todas ellas son diuréticas para evitar la retención de líquidos.

Otros consejos

En relación a la alimentación, se deben seguir otra serie de pautas como moderar el consumo de sal para evitar la retención de líquidos, que facilita una mala circulación sanguínea, así como las harinas blancas porque favorecen el estreñimiento, lo que causa presión abdominal y obstruye la circulación de las piernas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here