¿Tu cocina pide un cambio a gritos? Si han pasado muchos años y no has llevado a cabo ni una sola reforma, es probable que te veas en la obligación de actualizarla para sentirte más a gusto en ella. Eso sí, no te asustes porque no todas las renovaciones implican una gran inversión de dinero, así que toma nota de lo que te contamos a continuación porque hay consejos low cost que te vendrán muy bien.

1- ¿Qué estilo quieres darle?

Antes de ponerte manos a la obra, piensa en el estilo decorativo que quieres para tu cocina. Hay muchos, así que no tendrás problemas a la hora de encontrar uno que encaje con tus gustos. Los más populares son el rústico, el nórdico, el industrial, el minimalista y el clásico.

2- Cambia solo los frentes

Si no quieres meterte en algo tan serio como una obra por cuestiones económicas, recuerda que siempre estás a tiempo de cambiar los frentes para que tu cocina parezca otra. Esto es especialmente recomendable cuando la cocina no es demasiado vieja y los muebles se conservan en buen estado.

cocina-moderna

3- Pinta los muebles

Aunque los muebles de la cocina se conserven en buen estado, puede que necesiten un cambio tan necesario como el que tiene que ver con una mano de pintura. Si tu cocina no es muy grande, en poco más de un día puedes darles una nueva vida. Hay esmaltes especiales que puedes utilizar sobre aglomerados, melamina o madera maciza. Lo mejor de todo es que luego podrás limpiar las superficies pintadas sin miedo a cometer un error, aunque lo más recomendable es echar un vistazo a las consideraciones del fabricante de esmalte para no llevarse un susto.

4- Sustituye los tiradores por unos más modernos

Si no planeas una revolución y te sirve con ir avanzando poco a poco, es probable que te seduzca la idea de cambiar los tiradores que tienes por unos con un diseño más actual. Si ves que los agujeros que están hechos no coinciden con los de los tiradores nuevos, lo mejor que puedes hacer es taparlos con masilla, dejar que se sequen y lijarlos. Hecho esto, podrás volver a perforar los muebles para que el tamaño del agujero sea el que requieren los tiradores que has comprado.

cocina-tiradores

5- Coloca un suelo nuevo

Cambiar el suelo de la cocina no requiere una inversión especialmente costosa, sobre todo si vas a colocar suelo vinílico encima del viejo, ya que no requiere obra. Lo hay que imitan el acabado de la madera, algo que se agradece por la calidez que son capaces de aportar. Otra opción que no requiere obra son los suelos cerámicos con pocos milímetros de grosor.

Artículo recomendado: Los materiales más resistentes para el suelo de la cocina.

6- Pinta las paredes y los azulejos

Lo de pintar las paredes es un recurso fácil y que siempre da muy buenos resultados, así que no te lo pienses y arriesga con un color nuevo para la cocina si te aburre el color de siempre. De la misma forma, ten en cuenta que existen esmaltes especiales para azulejos. Lo más habitual es pintarlos de blanco, ya que es un color lleno de luz que hará que tu cocina parezca más grande de lo que es. Después de hacerlo, te recomiendo utilizar un protector (lacado o mate) que hará que la pintura resista mejor el paso del tiempo.

cocina-azulejos-pintados

7- Estrena iluminación

Hay cocinas que no lucen lo que deberían por culpa de la iluminación. Ésta es demasiado pobre y da la sensación de que uno esté en una cueva. Cambia las luces convencionales por LEDs y lo notarás a nivel estético y económico, ya que ahorrarás bastante dinero en la factura de la luz. Además, debes saber que las luces LED tienen una vida útil mucho mayor que las de toda la vida, así que no tardarás mucho tiempo en amortizar la inversión.

Artículo recomendado: La iluminación perfecta para la cocina.

8- Renueva la encimera

La encimera es uno de los puntos clave en cualquier cocina. Es importante que sea de calidad, de un material resistente y fácil de limpiar. Si a todo eso le sumamos el componente estético que siempre buscamos, el resultado puede ser maravilloso.

encimera

9- Compra unos grifos nuevos

La grifería también puede pedirte un cambio a gritos. Hoy en día hay modelos muy atractivos para todo tipo de cocinas, y lo mejor de todo es que algunos te ayudan a ahorrar agua gracias a dispositivos que reducen el caudal sin que te des cuenta.

10- Dale un toque natural

¿Quién no quiere plantas en su vida? ¡Todos las queremos! Éstas no solo deberían estar dentro de un jarrón colocado en el comedor. También las podemos llevar a la cocina para que la llenen de vida y de buenos olores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here