En muchas ocasiones, la clave del éxito en la conquista de la felicidad en una situación de cambio reside en la interiorización de un hábito. Una gestión emocional que requiere de atención mental, pero especialmente, de tener muy presente el objetivo: olvidar a esa persona y pasar página de forma definitiva. ¿Cuáles son los hábitos positivos de una ruptura reciente?

Habla de ti de forma cariñosa

Los roles y las expectativas en una historia pueden ser tan complejos que, el protagonista corre el riesgo de culparse por algún aspecto y esto le lleva a posicionarse en la autocrítica. Libérate de este tipo de lenguaje interior a través del hábito de hablar de ti mismo con amabilidad.

Emprende un nuevo proyecto personal

Haz alguna nueva actividad que marque un punto de inflexión significativo en esta etapa. Un viaje a un destino nuevo, un curso de ocio, un nuevo proyecto de trabajo, una nueva rutina de tiempo libre… Es decir, enfócate en la novedad de tu vida.

Agradece lo que tienes

En un momento de desamor puedes centrarte en la carencia de aquello que te falta. Sin embargo, un buen hábito de higiene mental es dedicar cada día, unos minutos, a hacer balance de aquello que sí funciona en tu presente. Puedes realizar este ejercicio al final de la jornada, ya que despedir el día con gratitud te permite tener un mejor descanso.

hombre-bajo-el-cielo

Escucha música alegre

Aunque tu ánimo se sienta más identificado con letras que entonan el desamor, este es un buen momento para llenarte de la energía positiva de ritmos vitales. Intenta hacer una selección de aquellas canciones que te transmiten este buen rollo y disfruta de ellas con más frecuencia.

¡Baila al ritmo de la música! El baile es un ejercicio integral que pone en movimiento tu cuerpo y tu corazón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here