El amor no es un medio, el amor en sí mismo es un camino de vida. Un camino que puede tener mayor o menor recorrido. ¿Cuáles son los objetivos del amor en su máxima expresión?

Felicidad compartida

Compartir la vida con alguien no tiene nada que ver con el mito del príncipe azul, sino con el cuento real de dos personas que, desde una situación de igualdad, suman sinergias y colaboración en la construcción de un proyecto compatible. La ecuación matemática de la felicidad se define por la suma de belleza vital.

Expectativas cumplidas

Cada persona tiene sus propias expectativas en una relación de pareja y en la propia vida. Por esta razón, el ideal de un amor feliz es aquel que aporta un alto nivel de satisfacción que lleva al protagonista a sentir que se encuentra en el lugar en el que quiere estar.

Amar bien

En muchas historias, la clave no reside en amar más sino en amar mejor. Es decir, la vida en sí misma es una escuela de aprendizaje que produce un arraigo afectivo en el corazón. El objetivo del amor sano es aprender, de verdad, a ser uno mismo en el seno de esa historia, dejando que el otro también pueda proyectar su ser verdadero. Es decir, el amor hacia el otro nace de la disposición de respeto incondicional hacia uno mismo.

pareja-en-el-parque

Metas comunes

Más allá de las expectativas individuales de cada uno, el amor también late a partir de la consecución de metas deseadas por ambos. Metas que conectan con ese plan de acción de desarrollo vital que ambos personalizan a través de la integración de sus anhelos, sentimientos, estilo de vida y gratitud.

¿Cuáles son tus objetivos de amor? Reflexiona al respecto porque lo más importante a partir de estos puntos puedes conocerte mejor a ti mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here