Si el amor es complejo en su esencia, más allá de su impulso inicial, es porque pone a los protagonistas ante un marco de realidad en el que el éxito del amor depende en gran medida de su capacidad para cuidarlo. ¿Cuáles son las cuatro razones para cuidar el amor cada día?

Lo que de verdad importa

Muchas personas se arrepienten, cuando llega el momento de la ruptura, de no haber dicho más veces “te quiero”. Uno de los errores del ser humano es presuponer la felicidad constante en una relación sentimental cuyo rumbo puede cambiar de forma inesperada si no se cuida ese vínculo.

Amar más es amar mejor

Muchas relaciones de pareja descubren un giro en su relación cuando comprenden que amar más no hace referencia a un concepto cuantitativo. La diferencia de matiz es amar mejor a partir de la colaboración mutua, el entendimiento y la escucha. Aquellos matrimonios que han compartido toda su vida en común con un balance positivo de su historia expresan en sus palabras que se quieren más que el primer día. Sencillamente, porque tras el viaje del conocimiento mutuo se comprenden mejor que entonces.

El paso del tiempo afecta a la relación

Tú cambias y evolucionas. Tú pareja también lo hace. El tiempo es inherente a vuestro propio ser. Por esta razón, el compromiso de cuidar la relación cada día es un antídoto para ser proactivos en presente para hacer que esta relación sea la mejor versión de vosotros mismos.

pareja-tumbada-sobre-cesped

El cuidado es una demostración del amor

Cuidas de tu familia, tus amigos y de ti mismo. Cuidas de tus sueños, tus ilusiones y proyectos. Pones atención y cuidado en tu propio trabajo. En definitiva, das importancia a aquellos aspectos de tu vida que realmente la tienen. Y el amor es uno de esos principios que merece tanta atención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here