¿Tú también quieres tener un cuarto de baño perfecto? Lograrlo no es tarea fácil, pero con consejos como los que comparto en este artículo verás que no es imposible.

Hay que tener las ideas muy claras y no hay que cometer errores frecuentes en la decoración de baños. Por lo demás, busca soluciones que se adapten a tus necesidades y disfruta de la estancia más íntima de tu hogar.

Muebles

muebles-bano
A la hora de elegir los muebles del baño tendrás que pensar en el estilo decorativo que quieres y en el uso que les vas a dar. Es importante mantener el orden, así que te vendrá muy bien contar con mobiliario capaz de ofrecer espacio de almacenamiento. Eso siempre y cuando no estemos hablando de un baño pequeño, en cuyo caso tendrás que recurrir a piezas de mobiliario que aprovechen el espacio en altura, como puede ser una estantería, y olvidarte de las puertas que se abaten.

Antes de ir a comprar los muebles hay que tomar medidas, además de pensar tanto en el color como en el material. El color más recomendable es el blanco por la sensación de amplitud y limpieza que transmite, aunque los tonos madera también son muy populares por su calidez. Por lo que respecta al material, los más populares son el aglomerado, la madera MDF y la madera maciza, siendo este último el más costoso y el de mayor calidad. Por último, piensa en el acabado, que puede ser laminado decorativo, lacado, melamina…

Artículo recomendado: Cómo escoger los muebles del baño.

Materiales

bano
A un baño lo que se le exige es resistencia y versatilidad, siendo especialmente importante que los materiales empleados sean resistentes al agua y la humedad. La cerámica y el mármol cumplen con esos requisitos y desde siempre han contado con la aprobación de los fabricantes. Sin embargo, hay que decir que hoy en día no se lleva eso de alicatar el baño de suelo a techo con dichos elementos.

Lo que puedes hacer es jugar con los materiales que se suelen utilizar en el baño. La madera le puede venir muy bien al suelo si está convenientemente tratada, mientras que el microcemento es un material a tener muy en cuenta por ser impermeable, resistente y antideslizante, motivo por el cual lo estamos viendo mucho en platos de ducha, muebles, paredes, techos… Además, puede elegirse con acabado mate o brillo en una gama de colores y texturas más generosa de lo que podamos creer.

El ladrillo visto, el cemento pulido, la piedra natural, el gresite y la baldosa hidráulica son otras opciones que podrías considerar a la hora de revestir el baño.

Distribución

distribucion-bano
Elegir los muebles y los materiales con acierto está muy bien, pero también hay que pensar en una correcta distribución. Para ello te recomiendo diferenciar tres zonas siempre que sea posible: baño, ducha y lavabo. Si el espacio es pequeño la ducha y el baño irán juntos, o directamente solo habrá ducha.

El espacio destinado al baño y la ducha debe ser un espacio enfocado al relax, a la desconexión total. Es el momento del día en el que reseteamos nuestra mente, así que hay que hacer todo lo posible para crear una atmósfera que nos ayude a liberarnos del estrés.

El lavabo, por su parte, debe ser lo más práctico y personal posible, aunque esto último no siempre es factible cuando hay que compartirlo con otras personas.

Sea como sea la distribución de tu baño, prioriza que el espacio sea diáfano eliminando tabiques y separaciones. Por la misma razón siempre deberíamos apostar por mamparas transparentes que aumentan la percepción de amplitud visualmente.

Artículo recomendado: 10 consejos para ganar espacio en el baño.

Estilo decorativo

bano-zen
La elección del estilo decorativo estará muy influenciada por el estilo que reina en el resto de estancias de tu casa. Los más recomendables son el minimalista y el nórdico por el hecho de ser poco recargados, pero tampoco hay que descartar el rústico, que transmite ese grado de intimidad que siempre queremos para el baño a través de la madera. Eso sí, hay que decantarse por complementos de color para que no sea demasiado aburrido.

El estilo clásico también se lleva y el bohemio está ganando adeptos. Este último destaca por el hecho de romper bastantes reglas, por lo que no es apto para personas que no quieren moverse de lo convencional.

El estilo moderno, protagonizado por el blanco y el gris, también sigue al pie del cañón, mientras que el industrial está abriéndose paso en muchos hogares por la sencillez que transmite el microcemento, que sin duda alguna es el material estrella.

Artículo recomendado: Claves para decorar un baño de tendencia.

Tecnología

tecnologia-vater
Que sea un espacio íntimo y humano no significa que la tecnología deba quedarse al margen. Todo lo contrario. El baño es una de las estancias que más innovaciones está experimentando en ese sentido, ya sea para mejorar nuestro día a día en términos de comodidad o para ayudarnos a ahorrar en el consumo del agua.

Para ahorrar en la factura del agua hay que emplear sistemas de doble descarga o descarga interrumpida, aireadores, perlizadores, limitadores de caudal, grifos electrónicos… Estos últimos vienen con una pantalla táctil LCD que nos permite elegir la temperatura, la presión y el caudal, lo cual es bastante práctico. Eso sí, por ahora se venden a un precio prohibitivo.

En lo que a comodidad se refiere, lo más llamativo son los inodoros y los bidés que han automatizado sus funciones. La tapa se abre y se cierra sin que tengamos que tocarla, el lavado es automático a través de un chorro de agua, la desodorización también es automática y hasta podemos disfrutar de un sistema de calefacción que calienta la tapa del váter para que no pasemos frío en invierno. De hecho, hasta podemos poner música conectándonos por Bluetooth. Todo ello a un precio que por ahora no es popular.

Relax

bano-relajante
Tu baño tiene que ser como un pequeño spa. Sé que es difícil encontrar momentos para relajarse entre semana por culpa del trabajo y las tareas diarias, pero hay que hacer todo lo posible por desconectar aunque solo sea durante unos minutos.

Para lograr ese objetivo puedes colocar velas aromáticas, plantas, troncos de bambú… La iluminación debería ser suave y acogedora, mientras que los colores elegidos deben ser relajantes. El azul, el turquesa y el gris son buenas elecciones en ese sentido. También te ayudará a relajarte que todo esté en orden y que la decoración del baño sea más bien minimalista, sin excesos.

Artículo recomendado: Cómo decorar un cuarto de baño relajante.

Diseño

bano-de-diseno
Sobre gustos no hay nada escrito, así que el diseño de tu baño dependerá de ti. Los que más suelen gustar son los baños con mobiliario diseñado en Italia, ya que son de calidad e incorporan una buena dosis de elegancia. Las líneas suaves y los acabados sencillos son un claro reflejo del buen gusto.

Lo que te recomiendo es que los sanitarios vayan suspendidos, ya que no solo son bonitos a nivel estético, sino que también te facilitan la labor a la hora de limpiarlos. Las cisternas empotradas ocupan muy poco espacio y son una solución ideal para baños pequeños.

Iluminación

iluminacion-bano
Lo ideal es que combines la luz puntual con la general, y que esta última sea lo suficientemente tenue y agradable como para crear una atmósfera relajante. También hay que diferenciar entre luz funcional y ambiental.

Hay que aprovechar la luz natural al máximo, pero en caso contrario hay que valerse de bombillas de luz LED neutra o fría (igual o mayor a 4000k). Los tubos fluorescentes no son los más recomendables por alterar la visión de los colores, y si decides incluir lámparas asegúrate de que son estancas y cumplen con las normas de seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here