En México sólo una de cada 10 solicitudes de asignación de patentes reportadas por el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) es elaborada por inventores mexicanos.

El hecho no necesariamente habla de falta de creatividad en los mexicanos, sino de la ausencia de una alianza estratégica entre inventores y empresas, así lo explicó José Rodrigo Roque, director general del IMPI.

“El costo del registro de patentes es de alrededor de 13,000 pesos y el plazo para llevar a cabo el proceso es de entre 18 meses y hasta 3 años, lo importante es generar conciencia de que el desarrollo de tecnología y la innovación son actividades que benefician a la economía y que pueden retornar sus costos en ganancias para los empresarios y en beneficios para la sociedad”, explicó el directivo en la presentación de Expo Ingenio, Inventos y Negocios.

El evento se llevará a cabo del 28 de febrero al 1 de marzo en el Expo Bancomer Santa Fe, en la Ciudad de México. Buscará mostrar desarrollos generados por jóvenesemprendedores y diseñadores industriales mexicanos. Habrá además talleres y mesas de negocios para orientar a los asistentes.

El registro para acudir es gratuito y está abierto en la página web del evento para empresas, instituciones, inventores que quieran mostrar sus ideas, estudiantes y público en general.

“El objetivo es generar entre la población conciencia deconsumo y adquisición de productos originales que puedan elevar las solicitudes de patentes mexicanas de 1,065 en 2011 a 2,000 en 2012”, explica el directivo.

La feria también mostrará productos piratas decomisados por el IMPI en diversos operativos realizados en todo el país. En ese sentido, el titular del IMPI detalló que los mayores problemas de piratería se concentran en producciones musicales, libros y marcas.

México destina menos del 0.5% del PIB a Investigación y Desarrollo tecnológico, por lo que el evento busca generar conciencia de la importancia de tener un mayor número de invenciones que permitan un crecimiento sostenido y sustentable.

Al respecto, Salomón Presburger, Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin) afirmó que debe haber una reorientación de los estímulos para la investigación, pues los recursos de este rubro se destinan mayormente a publicaciones y no al desarrollo de nueva tecnología.

“El conocimiento es valioso y las publicaciones respaldan esto, sin embargo, es importante ver la aplicación de la teoría al desarrollo de nueva tecnología, esa deber ser la evolución de los incentivos actuales”, añadió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here