¿El objetivo? Conseguir una casa más acogedora. ¿Cómo? Intentando que nuestras habitaciones resulten confortables y su decoración única, personal y apetecible. EN otras palabras, una casa en la que realmente apetezca estar.

Pasamos gran parte de nuestra vida en casa. Por eso debe resultar cómoda y apetecible. Desde pequeños hasta grandes detalles son clave para conseguir una vivienda de la que no queramos salir. Si también es tu sueño, toma nota de cómo lograrlo.

1. Muebles cómodos y de calidad

Lo primero de todo será equipar la casa con piezas realmente confortables. Naturalmente, nos referimos a la cama, al sofá, a las butacas y a las sillas. Este tipo de muebles son básicos en toda vivienda que se precie. Y la idea es que resistan con nosotros durante mucho tiempo.

Teniendo en cuenta que van a sufrir el uso diario, se recomienda hacer una buena inversión. Así que adquiere muebles de calidad y que se ajusten a tus necesidades, para que pierdan confort con el paso de los años.

decoracion-dormitorio-acogedor

2. Formas redondas que suavizan la decoración

Aunque no te creas el diseño influye en nuestro estado de ánimo. Las líneas rectas (cuadrados, rectángulos, rombos, etc.) son afiladas, esto hace que este tipo de diseños resulte estresantes ya que influyen en nuestro cuerpo, activando el organismo.

Todo lo contrario sucede con las formas redondas. Las formas redondas e imperfectas se inspiran en los diseños (también imperfectos) de la naturaleza. Esto hace que nos sintamos más acogidos ante los diseños redondos, que suavizan la decoración y nos envuelven con sus delicadas formas curvas. Por eso siempre es una gran idea combinar con cierto equilibrio muebles y accesorios de líneas rectas con otros de formas redondas.

decoracion-salon-acogedor

3. Textiles para vestir con estilo

Los textiles son una de las claves de una decoración acogedora y cálida. Así que viste tus habitaciones con estilo y textiles varios. Suntuosas cortinas que arrastran por el suelo, composiciones con varios cojines, un plaid a los pies de tu cama o en reposabrazos de tu sofá o cama, una alfombra bajo tus pies, etc. Pocas cosas hay tan apetecibles como caminar descalzo sobre una mullida y suave alfombra. ¿No te parece?

¿El secreto? Añadir más piezas que las que utilizas frecuentemente. Por ejemplo, en lugar de una alfombra, opta por varios diseños supuestos. También puedes dar otro uso diferente a estas piezas, tal vez en la pared a modo de tapiz.

decoracion-acogedor-chic

4. Fragancias y perfumes envolventes

Una casa apetecible conquista con los cinco sentidos. Así que, otro detalle que no debe faltar en tu casa acogedora son las fragancias y perfumes. Ellos son los encargados de crear una atmósfera única que nos evoque recuerdos, experiencias e incluso personas.

Es decir, elige aromas que te traigan recuerdos o que signifiquen algo especial para ti. ¿Un consejo? Elige un mismo aroma para toda la casa en lugar de fragancias distintas en varias habitaciones. Así toda tu casa desprenderá el mismo aroma.

5. Luces cálidas

Otro de los secretos para una casa acogedora es la luz. En zonas destinadas al descanso, elige luces cálidas y lámparas con pantalla de tela que difuminan la luz y logran ambientes más relajantes. En cuanto a las bombillas, escoge modelos con una temperatura de color entre 2800ºK y 3500ºK.

Por supuesto, evita las luces directas y con pantalla transparente que emite una luz más fuerte e intensa. Y si el objetivo es descansar, estos modelos no resultan nada apetecibles. Aunque son perfectos para zonas de gran actividad, como la cocina y el baño.

Y tú, ¿qué otras ideas se te ocurren para lograr una casa acogedora y apetecible?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here