El pelo teñido necesita una serie de cuidados específicos para mantener el color intacto. Y es que con el paso del tiempo y los sucesivos lavados del cabello, el tono del tinte se va aclarando y perdiendo su brillo. Para que siga en perfecto estado y como el primer día de peluquería, es necesario cuidar el pelo con productos específicos, que deben comprender el champú, la crema suavizante y la mascarilla. Precisamente, esta última es totalmente clave para garantizar el color. Y, aunque en las tiendas puedes encontrar muchos cosméticos de este tipo, también es posible prepararlo en casa de forma natural.

La mascarilla

Mantener el color no es el único problema al que hay que hacer frente cuando se tiene el pelo teñido. Y es que, en estos casos, también es habitual que el cabello se reseque más, sobre todo si el pelo es fino, y que se erice o parezca que está como electrificado.

Ante estos problemas, siempre lo que hay que hacer es tener el pelo bien hidratado y nutrido. Y, para ello, uno de los mejores productos que se pueden emplear es la avena, que es la base de esta mascarilla natural.

Su preparación es muy fácil. Se cogen dos cucharadas de copos de avena, que se mezclan con agua templada, de manera que esta combinación quede como si fuese una crema.

mascarilla-pelo

Aplicación

Cuando ya se tiene la mezcla, el siguiente paso es aplicarlo sobre el cabello. Es importante que el pelo esté húmedo y recién lavado con un producto indicado para cabello teñido y, preferentemente, que no contenga sulfatos.

Esta crema de avena tiene que cubrir bien todo el cuero cabelludo. Después, hay que esperar una media hora para que actúe para, a continuación, realizar el aclarado con abundante agua templada. Esta aplicación puedes hacerla una vez por semana.

Los resultados

Con esta mascarilla se nota el pelo más brillante y suave, además de verse el color más vivo y como el primer día. El cabello también está mejor nutrido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here