Hace 10 años, las Pymes debían conseguir pesados dispositivos (literalmente) para hacer cálculos y llevar registro de su contabilidad, además, el aparato fiscal era una materia demasiado complicada para cualquier emprendedor que no tuviera una formación contable.

 “En la actualidad, cumplir con el pago de impuestos si bien no es una tarea simple, se ha convertido en una labor menos compleja gracias al avance en materia de innovación tecnológica y su implementación para simplificar el cumplimiento de pago de impuestos”, así lo explica Patricia González, socia de la práctica de impuestos de PriceWaterhouseCoopers (PWC).

En un entorno en que la tecnología se mueve rápidamente los emprendedores pueden aprovechar para reducir sus costo, pues un dispositivo de almacenamiento virtual puede ser un gran aliado para resguardar y organizar la información que el fisco puede solicitar en el futuro.

“Suele ocurrir que un emprendedor recibe un requerimiento para presentar una declaración que efectuó hace 4 o 5 años. Si esta información estaba en la computadora de un empleado que ya no trabaja en la compañía y con un nombre que nada tiene que ver como ‘final para presentar’, será imposible encontrarla”, expone Alfredo Hernández, socio de la práctica de impuestos de la consultoría.

Antes de incursionar en estos avances, los empresarios deben tener consciencia de sus obligaciones ante el SAT y deben buscar una compañía que respalde la información de manera segura.

En materia de obligaciones al llevar la contabilidad los empresarios deben:

-Realizar una planeación de los impuestos a pagar

-Cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones

-Emitir reportes

-Cumplir con las requisiciones del SAT en caso de una auditoría

Los especialistas recomiendan resolver las siguientes preguntas:

¿Cómo se llamarán mis archivos digitales referentes a impuestos?

¿Dónde estarán alojados? (en qué computadora)

¿Quién estará a cargo?

En México hay diferentes compañías que ofrecen soluciones tecnológicas como Softtek y Levicom. Por su parte, PWC decidió apostar también por tres herramientas de apoyo a emprendedores que deseen ‘subirse’ a la ola tecnológica para el pago de impuestos.

Las herramientas están enfocadas a tres tareas: el cumplimiento de obligaciones, la orientación sobre leyes fiscales y el almacenaje de comprobantes digitales. Esto permite que los cálculos de impuestos se realicen de manera más sencilla y sin errores.

“Con el paso del tiempo, las Pymes toman consciencia de que es menos costoso adoptar tecnología que los oriente en el cumplimiento de obligaciones, que tener un contador en nómina por los 12 meses del año”, agrega Alfredo Hernández.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here