Los estudios científicos conducidos por una de las grandes representantes de la Psicología Positiva Sonja Lyubomirsky Ph. D en Psicología por Stanford University.- señalan 12 cosas que la gente feliz hace de manera regular para incrementar sus niveles de felicidad y bienestar. Estos hábitos son aplicables en cualquier momento y en cualquier contexto de la vida:

1. Expresar gratitud 

Cuando se aprecia lo que se tiene, lo que es objeto de apreciación aumenta su valor ante nosotros. Valorar las cosas buenas que ya son evidentes en nuestras vidas y desviar nuestra atención de lo que nos hace falta, nos ayuda a generar un sentimiento de felicidad mucho más profundo.

2. Cultivar el optimismo 

Los ganadores tienen la habilidad de generar su propio optimismo. Aún en las peores situaciones, si tu mente está entrenada para buscar las oportunidades escondidas y tus pensamientos dominantes se centran en las posibilidades; desarrollarás la habilidad que te permita convertir los fracasos en aprendizajes y la adversidad en crecimiento.

3. Evitar los pensamientos redundantes y la comparación social 

El compararse constantemente con los demás es un veneno emocional. Sí la comparación es a nuestro favor, desarrollamos un falso sentido de superioridad; si es en nuestra contra, descartamos nuestros esfuerzos y progresos porque a alguien “le está yendo mejor”. La comparación más sana es la que realizamos con nuestra propia versión, al ser mejores hoy de lo que fuimos ayer.

4. Practicar actos de generosidad

La generosidad nos ayuda a liberar serotonina en nuestro cerebro. Ayudar a alguien desinteresadamente tiene beneficios impresionantes en nuestra salud y en nuestro estado de ánimo

5. Cultivar las relaciones sociales

La gente más feliz del planeta es aquella que tiene relaciones profundas, significativas y se siente “conectada”. Los estudios revelan que la tasa de mortalidad se incrementa casi al doble en la gente solitaria.

6. Desarrollar estrategias para lidiar con el dolor

El dolor y las emociones negativas son parte de la vida. El cómo respondas a los peores momentos es lo que moldeará tu carácter. Te puede ayudar el tener una caja de “herramientas personales” donde incluyas lo que sabes lo que te puede ayudar a “levantarte” y el tener pensadas con anticipación ciertas estrategias para re-agruparte cuando sientas que te estás “desmoronando”.

7. Aprender a perdonar

Guardar rencores y odios es lo peor que le puedes hacer a tu bienestar. Tu mente no distingue la diferencia entra las emociones que se generan por tu presente o por tu pasado, y la negatividad tiene un efecto aislante que puede debilitar tu sistema inmune. Déjalo ir y perdona, porque tú mereces estar bien.

8. Incrementar las experiencias en “estado de flujo”

A este estado los atletas lo conocen como la “zona” y se caracteriza porque nos absorbe por completo, somos buenos en lo que estamos haciendo, todo fluye, sabemos exactamente cuál es el siguiente paso, no sentimos el paso del tiempo, y la actividad en sí nos deleita. Generalmente tu estado de flujo lo puedes encontrar donde están tus intereses y pasiones.

9. Saborear las alegrías de la vida

La felicidad profunda no existe sino somos capaces de disminuir nuestro ritmo de vida para disfrutar los pequeños gustos y alegrías. Aprender a disfrutar del momento en el que estamos -con nuestros 5 sentidos- es básico para la felicidad.

10. Comprometerse con las metas

Es importante estar comprometido completamente con tus metas a largo plazo, con tus planes y con la visión que tienes para tu vida. El actuar de corazón puede ayudarte a cumplir con lo que sabes que tienes que hacer para lograr tus metas, aun cuando no tengas ganas de hacerlo.

11. Practicar la espiritualidad

La espiritualidad o religión nos ayuda a alinear todas metas con un propósito más profundo en nuestra existencia, también conocido como misión de vida. Practicar de alguna manera la espiritualidad nos ayuda a respondernos porqué estamos aquí.

12. Cuidar de tu cuerpo – Cuidar de tu cuerpo es esencial para incrementar tu felicidad.

Si no estás en buenas condiciones, no tendrás los niveles de energía mental (enfoque), emocional (sentimientos), espiritual (propósito) para cumplir con tus objetivos. El cuidar de nuestro cuerpo con disciplina y autocontrol nos ayuda a incrementar nuestro sentido de logro y autoestima.

The How of Happiness by Sonja Lyubomirsky.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here