La competencia global y el exceso de oferta de productos y servicios han orillado a las empresas a buscar clientes “hasta por debajo de las piedras”.

Si tú eres un empresario, tal vez esta sea tu situación, sin embargo, cuando nos ponemos del lado del cliente ésta ya no es tan agradable.Recuerda todas las veces que has contestado una llamada telefónica para que, después de una “letanía” de cinco minutos, sólo digas “muchas gracias señorita, pero por el momento no me interesa” ¿No estás cansado de recibir este tipo de llamadas? ¿Qué pasa con todos los folletos, volantes y demás material comercial que nos entregan en la calle, nuestras casas u oficinas?

Normalmente terminan en la basura sin que tomemos ninguna acción que sugiera que vamos a comprar o a solicitar más información de alguno de los productos. Pero, ¿por qué sucede esto? Simplemente, porque no todos los consumidores estamos preparados para comprar en el preciso momento en que recibimos una llamada de ventas, un correo electrónico o cualquier publicidad impresa, lo que deriva en frustración de los empresarios por los esfuerzos que realizan y loss pocos resultados que obtienen con estas estrategias de ventas.

Cuando una empresa tiene un enfoque de ventas es necesario un ejército de vendedores, personas de telemarketing y muchas líneas telefónicas; además de mucha suerte para que sus prospectos estén en su momento de comprar cuando son contactados por uno de los vendedores. Por otro lado, si tu empresa tuviera un enfoque de mercadotecnia, dirigirías todos tus esfuerzos en atraer clientes a través del posicionamiento de tu marca, demostrando que eres experto en tu área de especialidad y manteniéndote constantemente en la mente del consumidor para que, en el momento en que éste necesite tu producto o servicio, te contacte para hacer negocios contigo; negocios de largo plazo.

Este es el enfoque donde la venta se logra sin presión y que te permite aumentar tus ventas de manera constante, porque el cliente está seguro que quiere trabajar contigo, ya que no hay nadie en el mercado que haya hecho lo que tú hiciste para dar a conocer sus productos o servicios y esto, es lo que te distinguirá de todos tus competidores y te llevará a alcanzar tus presupuestos de ventas con más facilidad.

La mercadotecnia a través de la educación del cliente busca principalmente que ganes la confianza y la credibilidad de tu mercado y, posteriormente, que el cliente compre solo; sin presión. Esta estrategia de ventas te ayudará a crear lazos fuertes entre tu empresa y tu cliente; lazos que tus competidores difícilmente podrán romper y aún si lo lograran, será más fácil que traigas de vuelta a tu cliente que si sólo buscas venderle a tu cliente sin trabajar en la confianza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here