Si te gusta ir variando la decoración de tu casa dependiendo de en qué estación del año nos encontremos la llegada de la primavera quizá te haya despertado las ganas de darle una vuelta al interiorismo de alguna habitación, o tal vez de todas.Hoy quiero enseñarte algunas ideas para una decoración refrescante que puedes aplicar desde ya mismo o cuando sea verano y haga todavía mejor tiempo. Se trata de una decoración alegre y llena de luz que hará que te olvides del frío y oscuro invierno.

Blanco y turquesa, combinación ganadora

El otro día vimos cómo utilizar el turquesa en la decoración de nuestro cuarto de baño y hoy vuelvo a hablarte de esta tonalidad. Y es que combinada con blanco puede dar un resultado de lo más fresco para esta primavera. Tiene ciertas reminiscencias al mar por lo que la sensación que buscamos estará muy cerca usando estas tonalidades. Quedar genial en cualquier estancia donde decidas emplear estos colores.

decoracion-turquesa-blanco

Colores vivos en pequeños detalles

Otra forma de introducir frescura en tus estancias sin hacer excesivos cambios consiste en apostar por colores vivos e intensos para detalles como, por ejemplo, los cojines del salón, un cuadro, jarrones o algún mueble no excesivamente grande. Pequeñas pinceladas de color que aportarán a tu casa esa alegría que da la llegada del buen tiempo.

Un papel pintado que nos traslada a la selva

Hay pequeños cambios como los que hemos visto antes y otros más llamativos que también te dan un resultado increíble. Mira este ejemplo. En este salón se ha apostado por un papel pintado de hojas verdes que nos lleva hasta un entorno fresco y algo selvático. Además, se ha completado con esos detalles en vivos colores en los cojines. ¿Te gusta el resultado?

salon-plantas-y-colores

Textiles ligeros

Para aportar frescura a la casa debes jugar también con los textiles empleados. Para ello, nada de grandes y pesadas y opacas cortinas o enormes edredones. Es el momento de cambiar y colocar textiles más ligeros como el lino o el algodón. La sensación de frescura aparecerá inmediatamente en tu casa.

Blanco con toques verdes

El blanco es un color luminoso y refrescante. Proporciona sensación de amplitud y de cara a la primavera y el verano es una tonalidad que refrescará los ambientes. Te propongo que, sobre esta base blanca, incorpores plantas verdes. No hace falta que tengan flores, aunque si te gustan más las flores de colores son también muy bienvenidas para dar alegría y frescura a la casa.

El efecto es algo parecido al que veíamos antes con el papel pintado de hojas pero, en este caso, lo haremos con elementos naturales. ¡Tienes muchas opciones!

decoracion-blanco-plantas

Los colores claros y vivos

En este tipo de decoración los colores claros y vivos son los que mejor encajan. Los espacios se vuelven más luminosos, más relajados y amplios. No estarán nada recargados y esto derivará en esa sensación fresca y alegre que buscamos para esta primavera. Como te decía antes, puedes usar los colores más intensos y vibrantes para detalles de color que destaquen sobre una base más clarita o más neutra, por ejemplo.

Estampados florales

Hemos visto antes un papel pintado de estas características. Los estampados florales o con elementos botánicos son perfectos para este tipo de decoración. Los puedes emplear en cuadros, láminas y en los textiles.

Estilo playero

Para terminar, una última idea. Si te gusta el mar y la playa puedes decantarte por una decoración de estilo playero. Pocas cosas habrá más refrescantes que estar rodeado de un ambiente marino que nos recuerde todo lo bueno que todavía está por llegar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here